Loading...

lunes, 9 de marzo de 2009

UN VAMPIRO CIBERNÉTICO



La tarde había caído y les había sorprendido frente a la computadora viendo algunos videos de sus artistas favoritos en youtube. Hacía frío, la noche era muy oscura pues el cielo estaba cubierto de nubarrones negros que no permitían la visibilidad y la lluvia no cesaba.Se encontraban solos en casa de ella, sus padres habían salido de emergencia hacia la ciudad donde estudiaba su hermano mayor a más de trescientos km de distancia, éste había reprobado el semestre, era sumamente necesaria la presencia de ellos, pues el joven padecía de una profunda depresión que atentaba contra su vida.El posible futuro yerno se ofreció a cuidarla, acompañarla y comprometiéndose a respetarla. Habían transcurrido siete meses desde que se hicieron novios, fue durante el mes de marzo. Confiados en la palabra de él los dejaron. Para ella era imposible acompañarlos porque estaba en etapa de exámenes finales.Ya basta de videos, dice él. Repasemos el examen, que aunque ya dominamos esos conocimientos, no está demás un pequeño repaso. En realidad no había mucho qué repasar pues ambos era estudiantes modelo, así que bastó con dedicar una hora a esa actividad.Como en todos los días lluviosos, siempre había mucho qué hacer pero las condiciones no permitían hacer nada, la programación de la televisión no era muy convincente, de tal forma que recurrieron de nuevo a la computadora.¿Qué te interesaría consultar? Dice ella. Él le Responde, Mmmm… No sé… ¿Qué tal si vemos sobre nuestros signos zodiacales o algo por el estilo? Me parece bien, naveguemos entonces.Al entrar a Google introdujeron la frase ¨signos zodiacales¨ y ella selecciona la primera dirección que aparece, no era precisamente sobre el tema que habían elegido, era una página muy extraña sobre hombres lobo y vampiros, parecida a la del juego Bitefight, sólo que ésta era interactiva. Permíteme usar el teclado por favor, deja que yo introduzca los datos, dijo él, está bien contestó ella, tú eres el experto. Una gran fuerza de atracción se manifestó y cautivó la atención de ambos, de pronto en el exterior cae un rayo cuyo destello iluminó toda la casa, seguido de un estruendoso estallido. Las luces bajaron la intensidad, pero la computadora seguía funcionando perfectamente y continuaron con el juego. De pronto, él al ver el teclado percibió que éste estaba bañado en sangre que brotaba de las yemas de sus dedos. Asustado voltea a ver a su novia quien tenía la mirada extraviada, saboreándose con la viscosa sangre.Sin hablar, ella tomó las manos de su novio y con desesperación comenzó a lamerle los dedos, él no sabía qué hacer, al dirigir su mirada hacia el monitor vio a un vampiro en una escena muy parecida a la que estaba viviendo. Aterrado, empuja a la novia cuestionándole ¿Qué haces? ¡Reacciona! ¡Por favor, me asustas!Volteó de nuevo hacia el monitor, al vampiro le habían brotado los colmillos y se aproximaba a su víctima para succionarle la vena yugular. Ella con su mirada en el vacío comienza a sufrir las mutaciones del personaje y poco a poco se acerca a su petrificado novio, como pudo, él logró desplazarse solo un paso atrás, lo que le permitió poner sus manos que no paraban de sangrar sobre los hombros de ella para frenarla. El personaje de la página vio con desagrado esta acción, pues él había recuperado un poco del control. De pronto, otro relámpago iluminó de nuevo toda la habitación, seguido por el estruendoso ruido. La señal del Internet se había perdido y por lo tanto, se había interrumpido el ataque del vampiro.Al ver las manos del novio, ella sufrió un desvanecimiento y cayó desmayada hasta el suelo. Él aún no se recuperaba de lo ocurrido, no sabía si apagar la computadora, pues temía que la señal regresara, o atenderla a ella. Sin más, desconectó el aparato y se dedicó a reanimarla.Al recuperar el conocimiento, le contó cómo el vampiro la sometió y se apoderó de ella en el momento en que hizo click en el Mouse. Debemos borrar el historial, ese vampiro puede posesionarse de cualquier miembro de la familia. Con mucho temor él conectó el aparato e hizo la conexión al Internet, sin embargo, la dirección había desaparecido del historial y nunca pudieron encontrar la página visitada. Tal parece que el vampiro cibernético se había molestado en demasía por el gran fracaso de esa noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios